“Crisis fiscal”: un arma de la derecha contra la clase trabajadora y el pueblo

El tema de la “crisis fiscal” ha sido un asunto recurrente en las diferentes administraciones, cuyo común denominador ha sido imponer aumentos de impuestos que perjudican a los sectores de menores ingresos, sin señalar a los verdaderos responsables. 

 
Los gobiernos del Partido Liberación Nacional y el Partido Unidad Social Cristiana son responsables de casi el 90% de la escandalosa deuda externa, los subsidios o exoneraciones a grandes empresas y zonas francas, totalmente injustificado, supera el 6% del Producto Interno Bruto, con la aprobación del TLC con Estados Unidos se dejó de percibir un 3% del PIB, el robo de impuestos es de un 5%, es decir 2 billones de colones, suficiente para cubrir todas las necesidades del estado. 
 
A los sectores político empresariales, criollos y extranjeros, no les interesa corregir esa situación, por lo que han saboteado cualquier intento de reforma progresiva, mediante una burda y espuria estratagema, subordinar nuevos impuestos a disminuir las condiciones laborales, abaratar el trabajo y golpear los bolsillos de la mayoría del pueblo costarricense.     
 
Todo se orienta a que la clase trabajadora y el pueblo paguen la crisis fiscal, rebajando salarios, aumentando impuestos, incrementando el costo de vida, despido masivo de trabajadores públicos, ataques a los sistemas de pensiones, eliminación de programas sociales, con el consiguiente aumento de la pobreza y la desigualdad. 
 
BUSSCO, hace un llamado a todos los sectores sociales y populares a prepararse para la defensa de las conquistas sociales. Advertimos, a la derecha liberacionista y al resto de turecas -únicos responsables de la situación del país- que nos preparamos, que si se aventuran con proyectos legislativos contra la clase trabajadora costarricense, el movimiento popular sabrá responder a la altura de las provocaciones, cuyas consecuencias serán responsabilidad exclusiva de esa clase político empresarial bandolera y avariciosa. 

BLOQUE UNITARIO SINDICAL Y SOCIAL