“Crisis de liquidez”: son ellos o nosotros

COMISIÓN NACIONAL DE ENLACE

Comunicado Político Nº 55

“Crisis de liquidez”: son ellos o nosotros

El tema de la “crisis del déficit fiscal” ha sido un asunto recurrente a lo largo de varias administraciones. Solo para ilustrar: en la administración Chinchilla Miranda se promovió, para resolver el problema, un plan fiscal que elaboró el Ministerio de Hacienda que se conoció como “Ley de Solidaridad Tributaria”. El mismo fue defendido por el ministro de Hacienda de entonces, Sr. Fernando Herrero, ante una comisión legislativa en octubre de 2011. Interesante lo que manifestó el exministro en esa instancia: “Los grupos que van a tener que hacer una contribución más grande empiezan a presionar en todos los medios que tienen. Por esa razón, es que todos, ustedes y nosotros, estamos recibiendo esas presiones en este momento”.

Sin decir nombres, el ministro argumentó que esas “presiones” intentan decir que la reforma fiscal perjudica a los grupos de menores ingresos. “Eso se usa como una excusa para proteger en realidad los intereses de los grupos más fuertes”. Uno de los diputados del Movimiento Libertario, Manuel Hernández, cuestionó al exministro por incluir la imposición de nuevos tributos a las empresas instaladas en las zonas francas a partir del 2015, argumentando que la medida le provocaría un daño a la inversión extranjera.

El ministro, sometido a presión, renunció en abril de 2011. Ese mismo abril, la Sala Constitucional sepultó la “Ley de Solidaridad Tributaria” y ante ese hecho, la mandataria Laura Chinchilla se reunió, con el propósito de buscar alternativas, con Eduardo Lizano, Francisco de Paula Gutiérrez, Alberto Trejos, Alberto Dent, Fernando Naranjo y Edgar Ayales, todos fieles discípulos del Fondo Monetario Internacional y responsables directos de aplicar sus políticas en Costa Rica con las consecuencias desastrosas ya conocidas.

Claramente se observa que la derecha más agresiva concentrada hoy en el Partido Liberación Nacional (PLN) fue la que recomendó las políticas fiscales, económicas y monetarias en la administración Chinchilla Miranda y que sigue esa derecha, con sus conexiones políticas legislativas, PLN, PUSC, ML y turecas evangélicas, jugando un papel nefasto en los destinos económicos y sociales de Costa Rica.

Entonces, por lo expuesto, nadie de los sectores económicamente dominantes ni de las empresas extranjeras establecidas en este país está dispuesto a pagar impuestos. Todo proyecto tributario que afecte sus intereses será saboteado, más aún si fuese un proyecto nacido de la negociación con los sectores populares. Todo se orientará, como sucedió en otras partes del mundo, a que la clase trabajadora pague la “crisis del déficit fiscal”.

Todas esas políticas económicas aperturistas, aprobadas principalmente por el PLN, han provocado lo siguiente:

• Reducción de Ingresos Tributarios por TLCs en Comercio Exterior: Los diferentes Tratados de Libre Comercio (TLCs) que ha suscrito Costa Rica desde finales de la década del noventa han tenido un serio impacto en los ingresos, por las reducciones arancelarias que han promovido estos tratados. Esta reducción de ingresos representa cerca de un 3% del PIB.
• Privilegios Fiscales/Exoneraciones al Sector Exportador: Los estímulos fiscales específicos que se han promovido a lo largo de estas últimas décadas para beneficiar al sector exportador, tienen un fuerte impacto en las finanzas públicas pues representan cerca del 6% del PIB.
• Evasión y Elusión Fiscal de los grandes capitales transnacionales y nacionales: La evasión y elusión fiscal deja un agujero gigantesco en las finanzas públicas nacionales, ya que representa un 8% del PIB.

Como se mira, la cantidad de recursos que se han dejado de recibir por los anteriores mecanismos es la razón principal de la situación a la que nos enfrentamos y en esto hay responsabilidades directas por lo ya explicado. A esta situación hay que agregarle que los neoliberales a falta de recursos, a lo largo de los últimos 15 años han recurrido al crecimiento de la deuda interna para financiar los gastos del Estado, siendo que hoy el 43% del presupuesto nacional se orienta al pago de la deuda.

Ahora, siguiendo patrones similares a los recomendados por el FMI y sus fieles discípulos, el Gobierno del PAC, nos amenaza con la “crisis de liquidez” con todo lo que eso implica, es decir, no hay dinero para financiar programas sociales, cumplir compromisos como el financiamiento a las universidades, pagar salarios y pensiones. Por tanto, se viene un período de austeridad promovido por los “neoliberales de viejo y nuevo cuño” que tendrá un impacto directo en los salarios, el costo de la vida y se incrementarán los impuestos al consumo que ya pagamos los y las trabajadoras.

Con ese argumento maniqueo de la “crisis de liquidez” seguirán ganando los mismos, que comprarán más bonos del Estado con mayor rentabilidad y seguirá perdiendo la clase trabajadora a la que le congelarán los salarios, eliminarán los aguinaldos, le reducirán las pensiones, le aumentarán los precios y obviamente la pondrán a pagar más impuestos. Pura lógica neoliberal con la que ahora amenaza el gobierno del PAC.

Llamamos a todo el pueblo trabajador de Costa Rica a templar el espíritu de lucha para enfrentar esta nueva arremetida de los sectores dominantes. NO tenemos otra salida: ¡SON ELLOS O NOSOTROS!

Comisión Nacional de Enlace
08 agosto 2017