La trama del cemento chino

COMISIÓN NACIONAL DE ENLACE

Comisión Nacional de Enlace
Comunicado político Nº 56

El asunto del cemento chino ha puesto al descubierto toda una estrategia informativa y de propaganda con el objetivo último de destruir (simpaticemos o no) al Partido Acción Ciudadana (PAC) con miras a su posible triunfo en las elecciones de febrero de 2018. Información, desinformación, propaganda negra, intoxicación, guerra psicológica, etc., todo utilizado para crear un clima y avanzar hacia ese propósito final.

Medios de prensa escrita (La Nación, entre otros), medios digitales (crhoy.com, entre otros), noticieros de televisión (Telenoticias, entre otros), redes sociales (Facebook, entre otras) y por supuesto su culminación, la conformación de una comisión legislativa investigadora que en mucha manera se convierte en una pasarela política de incompetentes, cosa que quedó en evidencia con la comparecencia, a inicios de septiembre, del presidente de la República, Luis Guillermo Solís ante esa comisión investigadora del caso del cemento y los préstamos asociados.

Se puso en evidencia, especialmente para el PLN, casa de la derecha neoliberal desde la administración Oscar Arias en 1986, que tenían que golpear al PAC, utilizando lo que fuera, para “ganar” las elecciones en febrero de 2018. Esta derecha no puede soportar una derrota consecutiva y por eso desplegaron la actual campaña mediática utilizando todos los medios expuestos anteriormente. ¡Muestran con esto un alto grado de desesperación política! Saben que no las tienen todas consigo.

Cuando decimos que el PLN es un partido de derecha es porque ha sido el instrumento principal para poner en práctica las políticas económicas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. Veamos: en la administración Monge Álvarez (1982-1986) se aprobó el PAE I, en la administración Arias Sánchez (1986-1990) se aprobó el PAE II, en la administración Figueres Olsen (1994-1998) se aprobó el PAE III y en la segunda  administración Arias Sánchez (2006-2010) (ilegítima según Don Luis Alberto Monge Ɨ) se aprobó el TLC con Estados Unidos, es decir, todo el andamiaje legal del modelo neoliberal fue aprobado en administraciones liberacionistas.

Y apropósito del cemento y los préstamos asociados, el PLN, el PUSC (PLUSC) y las turecas que los han apoyado en los últimos 32 años  no tienen ninguna moral para abrir la boca. Cuando se tiene “la cola larga mejor no dormir a la vera del camino”, especialmente el PLN porque ha sido partícipe directo de los mayores escándalos de corrupción de que se tenga conocimiento: Certificados de Abono Tributario, escándalo con el Fondo Nacional de Emergencias, operación ilegal de la telefonía celular por Millicom, modificación de tarifas para favorecer a los cogeneradores eléctricos privados, tajo Don Jaime, escuchas telefónicas, manipulación de la Sala IV para que aprobara la reelección, Crucitas, la trocha fronteriza 1856, viajes en aviones narcos, etc. etc.  Recuerdan a Otto Guevara cuando afirmaba en el año 2010 que el Partido Liberación Nacional es el partido más corrupto de la historia. ¡Ahora tiene la boca cerrada!

A este carrusel como siempre se suman los que se lanzan contra todo y contra todos pregonando la moral y denunciado corrupción en todo lo que ven y tocan. No reparan ni por un segundo en la maniobra montada y le hacen el juego al enemigo. Es el caso del diputado Ottón Solís, un cañón suelto del discurso anticorrupción sin analizar lo que está en juego. Ahora, salen las voces para que se lance por la presidencia del República. “¡Lánzate Ottón, lánzate!” le pide  Edgar Espinoza, columnista del diario digital crhoy.com, uno de los medios que más ha contribuido a  esta campaña. Todo con el objetivo de fracturar el PAC.

Resulta incomprensible que partidos como el Frente Amplio se sume a este coro de cacatúas moralistas sin analizar el fondo del asunto y sin pasar a la ofensiva contra los verdaderos desarmadores del Estado costarricense. Se deja pasar una oportunidad importante para hacer un recuento de las acciones del PLN, el partido  más corrupto de la historia, y se cae en el terreno enemigo. Se desperdicia la oportunidad de pasar a la ofensiva, con un discurso rompedor, para señalar la trayectoria de corrupción del PLUSC en este país y denunciar el modelo neoliberal y sus consecuencias especialmente para las juventudes costarricenses, falta de empleo, pobreza, desigualdad.

Que se investigue todo y que se asuman las responsabilidades y las consecuencias de todos los actos de corrupción si los hubiera, por supuesto. Para eso son los debidos procesos. Pero en este caso hay que tomar en cuenta lo que está en juego: el Partido más corrupto de la historia pasó a la ofensiva con la colaboración de todo el aparato mediático con el objetivo de ganar las elecciones en febrero de 2018 y seguir con la destrucción del Estado costarricense y muchos han caído en esa trampa cazabobos.

Comisión Nacional de Enlace
20 de septiembre de 2017